Pues el nacimiento de este grupo de gente que actualmente formamos Deportivo Libertad se lo debemos a Alfredo Cenarriaga (espero que todos lo conozcáis, y los que no, no tardéis en hacerlo, merece la pena).

En el otoño del año 2005 Alfredo, un amante del fútbol, creyó que era buena idea crear un equipo para que los críos pequeños se divirtieran compitiendo en la liga local de Futbol Sala. Así se creó Quack FS. No eran más que un puñado de chavales de edades comprendidas entre 5 y 7 años animados por sus padres. Ese fue el gérmen de todo. Ese año se dio bien, los chavales aprendieron un montón, quedaron primeros de su grupo sin perder ningún partido y tanto padres como hijos quedaron encantados con la experiencia.

Al año siguiente los chavales ya eran de dos categorías diferentes. Boca a boca se fue creando una cadena para conseguir más niños y que se crearan 2 equipos. Y se crearon: un pre-benjamín y otro benjamín. Ahí entró Chule (Jesús Mohedas) a llevar a los 'grandes' mientras que Alfredo entrenaba a los más pequeños. Esa temporada, la 2006/07 también participamos en la liga local de Fútbol Sala como Quack FS (era la empresa patrocinadora y nos llamábamos como ellos, sin ningún tipo de problema). Los pre-benjamines volvieron a quedar primeros de su grupo, haciendo una temporada expectacular. A los benjamines no les fue tan bien en cuanto a resultados, pero en cuanto a experiencia, fue una temporada maravillosa: ¡que diferencia entre los chavales de principio de temporada y del final! ¡Cuanto aprendieron!

La temporada 2007/08 cambiamos de nombre, pasamos a llamarnos C.D.Meed, ya que así pasó a llamarse nuestro patrocinador. En esta temporada crecieron los equipos, pasamos a tener 5 equipos en tres categorías diferentes: un equipo Alevín, un Benjamín y tres Pre-Benjamines. También competimos en la liga local de Futbol Sala, y se incorporaron al 'staff' técnico Cuca (que lidió con los Alevines), Rufino (pre-benjamín B) y José Miguel (pre-benjamín C, los chiquitines). Esta fue la temporada en la que nació el espíritu meed que nos ha dejado marcados. Los fundamentos de nuestro grupo actual se fraguaron ésta temporada. Deportivamente los resultados fueron dispares, destacando el sub-campeonato de Copa en categoría Benjamín y el sub-campeonato en la liga del pre-benjamín A. Pero el crecimiento en lo personal del grupo fue espectacular. Parece mentira que el año en que más gente éramos, porque ya había entre 50 y 60 chavales entre todas las categorías, fuese el año que mejor lo pasamos, que más aprendimos y que más nos unimos.

Lo más significativo de la temporada siguiente, la 2008/09, fue el salto de los equipos mayores (un alevín y un benjamín) a competir en Futbol-7, mientras que los tres equipos pre-benjamines permanecieron jugando al Fútbol Sala. También aumentó el número de niños, alcanzando los 70 crios. Rufino tuvo que dejarnos por razones laborales (el trabajo siempre debe ser lo primero), cogiendo el relevo al mando del Pre-benjamín A Marcos (Chuki para los mas cercanos). Tampoco siguió Cuca, y llegó Javier con los más pequeños, con el pre-benjamín C. Con estos cambios, el C.D. Meed tuvo una temporada llena de satisfacciones. La llegada a Fútbol-7 de los alevines fué fantástica. Se reunieron un grupo de chicos con unas ganas de trabajar tremendas y cogieron el ritmo a esta nueva especialidad a una velocidad vertiginosa. Los benjamines también le cogieron el gustillo a este formato de fútbol, aunque sus resultados no fueron tan buenos como los de los alevines. Y en fútbol sala los más pequeñines siquieron creciendo, aprendiendo y disfrutando. El espíritu meed siguió creciendo y formando una piña cada vez más grande. Era fantástico ver como a todas horas habia algun equipo de los nuestros compitiendo los sábados en Santo Domingo. Y ese espíritu siguió creciendo alejado de los terrenos de juego.

Cuando finalizaba la temporada 2008/09 habia que planificar la siguiente, y pensar fundamentalmente en los chavales que pasaban a la categoría de Infantil, porque ésta categoria ya tiene que competir en Fútboll-11 y nos iba a costar mucho trabajo juntar a 15 o 16 jugadores para formar un equipo. Surgió la posibilidad de aunar esfuerzos con otro club de Alcorcon, el Amistad Blues Boys, y pensamos en un proyecto común que a primera vista era muy bueno.

Llego al fin Septiembre de 2009 y comenzamos la nueva andadura, unidos los dos clubes, formando el Amistad-Meed. Todo es distinto. Se hacen 13 equipos. Se juntan más de 150 chavales. Las espectativas eran fantásticas. Pero según se fueron desarrollando los acontecimientos, vimos como el espíritu meed se diluía. Pasados unos meses muchos de los que habíamos formado parte del C.D.Meed empezamos a añorar viejos tiempos. De esa manera, y poco a poco, fuimos madurando la posibilidad de recuperar el espíritu perdido y volver a disfrutar a nuestra manera, con nuestra forma de pensar y con nuestra filosofía de equipo, pequeño y cercano.

Esto es en resumidas cuentas lo que nos ha acontecido desde los comienzos. Ahora hay que pensar en obtener de nuevo el ánimo suficiente y alimentar de nuevo eso que nos ayuda a disfrutar: el espíritu meed.

Colaboradores